Posted by: anotherworldip | 10/29/2010

Lucía Alberti

LA ACECHANZA INSOSPECHADA

Por Lucía Alberti*

Esa que no se espera e igual  siempre aparece, muchas veces en  momentos que ni imaginamos y tiene la capacidad de ponernos al borde de la incertidumbre al mismo tiempo que de las certezas. Paradoja si las hay.

Porqué las certezas? Es sencillo de deducir, porque el fin de una vida lo es con sus más y con sus menos. Alguien deja de respirar, deja de existir, deja de habitar este mundo Eso es una certeza. Porqué la incertidumbre? por todo lo que conlleva el “a continuación de ese acontecimiento luctuoso”. Por las dudas y las situaciones impensadas que pueden dispararse. Por los desequilibrios que la certeza puede producir

.

Hoy estamos frente a esa situación compleja que nos provoca zozobras y una serie de sentimientos encontrados, que rodean a la certeza y la incertidumbre. La muerte de Nestor Kirchner nos depara todo eso y mucho más.

El primer dato de la realidad en el que debemos reparar es que en menos de dos años, Argentina sufre la pérdida de dos hombres nacidos para hacer y ejecutar política. Con sus diferencias que eran notorias y también quizá con sus similitudes, menos factibles de detectar. Lo innegable es que ambos pertenecían a esa “raza política” que para muchos hoy está al borde de la extinción y esa es la parte que nos moviliza e intranquiliza. Tanto en lo que respecta al ex presidente Raúl Alfonsín, a quien conocía bastante, admiré y sigo sintiendo como una pérdida irreparable desde el centro de mi ser, como  el ex presidente Nestor Kirchner a quien no seguí tan de cerca, pero igual tengo la capacidad de valorar en su justo término. Los dos, con sus ausencias  generan un vacío difícil de cubrir, en el campo de la política nacional y regional. Lo cual puede desatar las tormentas pero también la calma, si tenemos la capacidad de ampliar nuestro criterio

Por eso resulta interesante poder expresar en palabras, esta sensación que asoma frente a los acontecimientos, que devienen de la acechanza de quien no pregunta si estamos dispuestos a seguirla, la muerte. Hoy Cristina Fernández se encuentra en medio de esa paradoja y necesita consolidar su fortaleza. Necesitamos que la consolide. Pero eso solo no alcanza porque la señora presidenta de la Nación ha perdido a su compañero, quien detentara el mismo cargo en el período anterior. Ambos mediante una elección propia. Lo cual puede resultar bastante inusual, aunque a los habitantes de Argentina nos parezca natural. Es muy posible que muchas aristas del crecimiento de su esposa  hayan hasta sorprendido a Kirchner, a pesar de haberla impulsado y apoyado para llegar a la primera magistratura. Sin embargo algo siempre ha sido bien cierto, tenía la capacidad innegable de mantener encarrilado el frente interno y acotado al frente externo, para avanzar en  sus estrategias conjuntas de poder y  fortalecimiento del proyecto que habían decidido llevar adelante. Por eso hoy Cristina no es solo una viuda más. Es una mujer que debe afianzarse en sus seguridades.

En ese camino de las incertidumbres, ya han aparecido voces dando la alarma sobre los sucesos que se pueden desencadenar, a partir de esta nueva situación de la vida nacional, en la cual la más involucrada y comprometida es la Presidenta.

Así como se percibe que el motor de la política sin esos dos hombres, viene  corriendo el riesgo de una complicada dispersión  en un manojo de manos, es imprescindible que prime el sentido común  entre las filas militantes del partido gobernante y sus aliados, al igual que en la oposición, para dar el marco adecuado de gobernabilidad que el país necesita. Para que se tenga buena predisposición para recuperar el ejercicio pleno de la política y ponerla en práctica no como un juego del debe y el haber sino como el deber ser, como la esencia, como el numen del comportamiento en comunidad. Sin adentrarnos en los vericuetos de las dificultades que se pueden generar con motivo de la actual situación en si, sabemos que la misoginia criolla puede desacomodar el terreno político y social hasta hacerlo intransitable.

No es Cristina una mujer que necesite consejos ni una guía para gobernar y eso tranquiliza. No es el estar a favor o en contra de sus decisiones. No es que el proyecto se modifique o no. Es la otra acechanza que tanto ha engolosinado a cierta dirigencia nativa, la que más preocupa a un porcentaje importante de población y cuyos murmullos comienzan a dejarse oir. Es la apetencia desmesurada que puede corporizarse y querer comerse a dentelladas la casa de gobierno.

En estos momentos la familia presidencial está de luto como lo está el país en general, con sus excepciones obvias, que siempre las hay y es parte de consenso y el disenso que nos caracteriza. Desde este rincón del análisis, somos contestes de la situación y acompañamos ese pesar con la convicción de la sinceridad para hacerlo. Sin embargo, sabemos que la rueda sigue girando, la dinámica que impulsa al mundo es imparable y la administración del país exige que a pesar del dolor de la pérdida, Cristina continúe con su gestión de primera mandataria, la cual ejercerá sin duda con la fuerza que la caracteriza. También, en pocos días más sabremos si logramos alcanzar la madurez necesaria para acompañar a la presidenta del país en los duros tramos que le quedan por transitar. Si supimos aprender del pasado reciente, que la estabilidad social y política es un bien inapreciable y absolutamente necesario para arraigar en la cultura nacional el sentido de la construcción democrática e inclusiva. Además de entender de una vez y para siempre, que la capacidad de conducir no es cuestión privativa de uno u otro género sino de la formación, la pasión, la racionalidad  y la entrega para hacerlo.

*LUCÍA ALBERTI – Diputada Nacional (MC), Presidenta de ANUA (Asociación Pro Naciones Unidas de Argentina), ex conducción de la JRT en la JRR, miembro del grupo Another World is Possible.-

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: