Posted by: anotherworldip | 09/17/2011

UE

u.e.

Bancos

3 billones de ayudas que no nos sacan del peligro

12 septiembre 2011
Le Figaro, 12 septiembre 2011

“Crisis del euro: los bancos, bajo presión”, titula Le Figaro. La hipótesis de bancarrota griega ya no es tabú”, explica el diario, “y los bancos del Viejo Continente se han topado con una formidable presión en la Bolsa”, Tres bancos franceses, BNP Paribas, Société Générale y Crédit Agricole están en primera línea de fuego, con una exposición de unos 37.000 millones de euros a la deuda italiana y de 6.000 millones a la griega. Y así, con la posibilidad de que la agencia de calificación Moody´s degrade su nota crediticia esta semana, “hay un debate que está causando estragos: el de si los bancos europeos, en cuyos balances están los paquetes de préstamos otorgados a los Estados de la Eurozona con problemas, están capitalizados lo suficiente”, se pregunta el periódico francés, que duda también si los Estados deben acudir a su socorro.

Pero, titula Público, tres años después de la quiebra de Lehman Brothers, “salvar a los bancos ha costado ya 2 billones de euros” en ayudas directas de los Estados, cantidad a la que hay que añadir otros 3 billones de euros (de los cuales medio billón proceden del BCE) inyectados por los bancos centrales para dotar de liquidez al sistema financiero mundial, puntualiza el diario. “La recaída actual pone en evidencia que el apoyo de los gobiernos a la banca no ha servido para reactivar la economía”. Público se pregunta: “¿De qué ha servido entonces salvar la banca mundial a costa del dinero de los contribuyentes?”.

fuente:

http://www.presseurop.eu/es/content/news-brief-cover/939381-3-billones-de-ayudas-que-no-nos-sacan-del-peligro

—————————

Las izquierdas europeas, en sus propias crisis

13/09/11

PorJavier Franzé* PROFESOR DE CIENCIA POLITICA (UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID)

Etiquetas

En España, de modo diferente que en el resto de los países europeos, la consagración de la democracia como consenso proviene no tanto del recuerdo del totalitarismo de entreguerras, sino más bien de la Guerra Civil y su secuela, la dictadura franquista.

El momento de tal reificación fue la llamada Transición, y su documento clave, la propia Constitución Española, aprobada mediante referéndum en 1978.

La identificación de la democracia como consenso ocupa en el imaginario político español – y, en general, europeo y occidental – algo así como el lugar donde cesa la crispación, el encono y sus temidas consecuencias, el sectarismo, la división y – en última instancia – la caída de los derechos civiles y políticos propios del Estado de Derecho y la democracia. Sin embargo, lo que esa mirada – históricamente comprensible a la luz del totalitarismo o las guerras civiles – no percibe es que el totalitarismo tiene su base en la despolitización de la vida pública por efecto de la consagración de una verdad estatal , sea ésta la superioridad racial, el destino manifiesto nacional o la teleología del fin de la sociedad de clases.

Dicho de otro modo, la democracia, si quiere ser un régimen político en el sentido fuerte del término, debe contener la discusión pública de los fines, de los valores, sin aspirar a un acuerdo final de todos los actores en cuanto a aquellos fines, sino en torno a la regla de la mayoría (cuya contracara es el respeto de las minorías ). Cuando el respeto de las minorías se traslada del derecho a discutir y disentir libremente a la necesidad de que los fines de esas minorías estén representados en todas las decisiones políticas, bajo pena de que éstas no sean entonces realmente democráticas, se despolitiza la democracia al convertirla en un consenso que en verdad sobrerrepresenta a las minorías. La democracia se vuelve así un régimen contramayoritario.

Pues bien, el principal efecto de la reforma constitucional española que se ha aprobado no es la ruptura del consenso, sino la consagración de éste como elemento neutralizador de cualquier discusión pública de valores.

Es la consagración de la verdad técnica según la cual “no se puede gastar más de lo que se tiene”, la que suspende cualquier discusión de valores sobre esa problemática por alocada e irracional. En este caso, el efecto neutralizador y despolitizador es notable: todo ello se hace en nombre del consenso y la democracia, y a la vez para “traer calma y seguridad a los mercados”.

Es decir, “los mercados” (nombre despolitizador donde lo haya) vendrían a ser un garante de la democracia.

La crisis ideológica de las izquierdas radica precisamente en lo inerme que se han quedado ya no para replicar el discurso neoconservador, sino para pensar la política misma. Lo primero es una consecuencia de lo segundo. Mientras las fuerzas de izquierda, que se supone sirven al valor de la renovación social igualitaria, sigan presas del discurso de la democracia consensual, podrán realizar cambios sociales sin duda significativos, pero no luchar por la repolitización de la vida pública o, lo que es lo mismo, por la desburocratización de ésta. En definitiva, por la auténtica calidad de la democracia.

*Co-autor de “Política y Verdad” junto a Joaquín Abellán (Plaza y Valdés, 2011)

fuente:

http://www.clarin.com/opinion/izquierdas-europeas-propias-crisis_0_553744710.html

—————————————-

Newsletter del 13 septiembre 2011
presseurop      
 

Grecia

Una farsa trágica

Ta Nea

Incorporar una nueva tasa en las facturas de electricidad es la última propuesta del Gobierno, lo que significa reconocer el fracaso de las medidas tomadas durante un año y medio, tal y como se lamenta Ta Nea. Y el colmo es que algunos funcionarios se niegan a aplicarla.

Revue de Presse

Euro : le scénario du pire se dessine ES

Presseurop

Mientras Grecia se hunde cada día un poco más en la crisis y se multiplican las dudas sobre su capacidad para permanecer en el seno de la zona euro, los diarios europeos se preocupan por las consecuencias en el ámbito estatal y en el europeo del cada día más plausible impago de Atenas.

Surinam

La Guayana francesa, puerta hacia la UE

Trouw

La única frontera terrestre de la Unión en América es el departamento de ultramar que acoge a un gran número de inmigrantes que provienen de la antigua colonia holandesa. Unas 13.000 personas demandan allí cada año un permiso de residencia válido para toda la zona Schengen.

 

En breve

Austria-Hungría

Budapest acusada de expoliar a los bancos austriacos

Der Standard

Francia

Más escándalos con fondo africano

Le Monde

Noruega

Tras Utøya, los electores optan por la moderación

Aftenposten

 

 

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: