Posted by: anotherworldip | 11/20/2011

felipe

El repliegue nacionalista es la peor respuesta

19/11/11

Por Felipe González

Felipe González.

En cada país hay que hacer reformas estructurales de fondo para enfrentar una realidad nueva, mundial, donde las cosas han cambiado radicalmente y nos obligan a cambiar a nosotros. Pero además, y ahora en primer lugar, hay que GOBERNAR el espacio público supranacional que compartimos: el de la eurozona y el de la Unión Europea. Y no se está haciendo en serio.

Toca reconocer el coraje del Gobierno de España, que hace año y medio nos alejó de la zona más arriesgada de las turbulencias y de los ataques especulativos con gran coste político. Es justo hacerlo ahora cuando desde el PP, que se siente ganador, se pide consenso, y grandes acuerdos para enfrentar la crisis si llegan al poder. Pero la partida de lucha contra la crisis se juega en dos tableros: el de nuestras realidades nacionales y sus exigencias y el del espacio público que compartimos con los países del euro y con la Unión Europea en su conjunto.

Por eso una parte fundamental de la faena que hay que hacer está en Europa, en sus instituciones, en la recuperación de un liderazgo que mire al espacio común, sin replegarse en una falsa visión de intereses particulares nacionalistas que nos lleva a la catástrofe ¡a todos! Estamos en una situación de emergencia. No la del día a día que se nos ofrece en las noticias de Bolsa. Es una emergencia histórica que nace de una crisis financiera y económica global, sin una respuesta europea como condición para encarar una respuesta global.

¿Es tan difícil de entender que en una zona monetaria única tiene que haber una política económica y fiscal coherente? Parece inútil recordar que hace 20 años negociamos un Tratado de Unión Económica y Monetaria, no una Unión Monetaria y 17 políticas económicas y fiscales diferentes y divergentes. Los que proclaman la desaparición del euro o las dos velocidades en la propia eurozona siguen echando leña al fuego con la errónea pretensión de salvaguardar intereses nacionales . Si alguna vez se retrocede en esa dirección el coste será inmenso y ningún país saldrá beneficiado.

El mercado interior desaparecerá, víctima, entre otros efectos, de las devaluaciones irremediables y de las competitivas . Entonces tendrán que evaluar -otra vez a destiempo- el costo de la NO EUROPA. Estamos equivocando la política, obsesionados por la crisis de la deuda sin tener en cuenta la crisis de crecimiento y empleo que está induciendo esta política de ajustes drásticos, sin la compensación de políticas activas para animar la demanda hasta que arranque la inversión privada.

En la encrucijada de Europa sólo cabe reaccionar avanzando hacia la federalización de las políticas económicas y fiscales . Ni la marcha atrás ni esta carrera agónica de galgos persiguiendo a una liebre mecánica que nunca alcanzan.

Necesitamos un gobierno de Europa, porque en este espacio se proveen bienes públicos que nos afectan a todos . No somos una suma de intereses nacionales, somos algo más y diferente, por eso la crisis es POLITICA y EUROPEA, aunque sea imprescindible hacer los ajustes y las reformas nacionales que la situación demanda. Tenemos que corregir el rumbo de la Unión y hay que hacerlo ya, para todos por igual.

Copyright El País, 2011.

fuente: http://www.clarin.com/opinion/repliegue-nacionalista-peor-respuesta_0_594540640.html


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: