Posted by: anotherworldip | 04/02/2012

KRUGMAN

Lobbistas, corporaciones y leyes

En EE.UU., un lobby integrado por grandes empresas ha dado letra para varias leyes, sostiene Krugman. “Nos estamos convirtiendo en un país donde el capitalismo amiguista no sólo malgasta dinero del contribuyente sino que pervierte a la justicia, en el que el aumento de las detenciones no refleja la necesidad de proteger al ciudadano respetuoso de la ley sino las ganancias que las empresas pueden obtener con una mayor población penitenciaria”,

Por PAUL KRUGMAN – PREMIO NOBEL DE ECONOMIA 2008

La por estos días tristemente célebre ley de Florida “Stand Your Ground”, que autoriza a dispararle a alguien que parezca amenazante sin correr el riesgo de ser detenido, y menos procesado, parece una locura, y sin duda lo es. Y es tentador considerarla obra de gente ignorante. Pero leyes similares han sido sancionadas en todo EE.UU., y no por ignorantes sino por grandes empresas.

Específicamente, lenguaje casi idéntico a la ley de Florida se observa en un modelo entregado a los legisladores de otros estados por el American Legislative Exchange Council (ALEC), una organización respaldada por empresas que ha logrado mantener un perfil bajo pese a que ejerce una enorme influencia. Y si el asesinato del adolescente Trayvon Martin en Florida tiene un lado positivo, es que finalmente podría atraer la atención general hacia lo que el ALEC le está haciendo a la sociedad –y a la democracia– norteamericana.

Aunque se dice no partidario, el ALEC es una organización conservadora, financiada por los sospechosos de siempre: los Koch, Exxon Mobil, etc. A diferencia de otros grupos, no sólo influye en las leyes sino que literalmente las redacta , entregando proyectos ya terminados a los legisladores. En Virginia, por ejemplo, se presentaron más de 50 proyectos redactados por el Alec –muchos de los cuales fueron reproducidos prácticamente palabra por palabra. Y estos proyectos a menudo se sancionan como leyes.

Muchos de los proyectos del ALEC persiguen objetivos conservadores tradicionales: acciones antisindicales, desprecio por la protección ambiental, reducciones de impuestos a las empresas y a los ricos. Sin embargo, el ALEC parece tener un interés especial en la privatización –es decir, en traspasar la prestación de servicios públicos, desde escuelas hasta prisiones, a empresas con fines de lucro. Y no es de sorprender que algunos de los beneficiarios más prominentes de la privatización, como la compañía de educación online K12 Inc. y el operador de cárceles Corrections Corporation of America, tengan una estrecha vinculación con la organización.

Esto refleja, a su vez, que es muy engañoso lo que el ALEC dice que apoya: achicamiento del gobierno y liberalización de los mercados. En gran medida, la organización no busca un gobierno limitado, sino uno privatizado, donde las empresas obtengan sus ganancias de los dólares del contribuyente, dólares que son canalizados hacia ellas por políticos amigos. En síntesis, el ALEC promueve mucho más la expansión de un capitalismo “amiguista” que la existencia de mercados libres.

Y en caso de que se lo preguntaran: no, el tipo de privatización que fomenta el ALEC no es de interés público; en vez de historias exitosas, lo que obtenemos es una serie de escándalos. Las escuelas privadas subvencionadas, por ejemplo, parecen generar un montón de ganancias pero poco en cuanto a logros educativos.

Ahora bien: ¿dónde encaja alentar a la (in)justicia a mano propia en este panorama? En parte, es la misma historia de siempre: la proverbial explotación de miedos públicos, especialmente los relacionados con la tensión racial, para impulsar una agenda beneficiosa para las empresas y los ricos. No es ni un accidente ni una sorpresa que la National Rifle Association y el ALEC hayan sido grandes aliados todo este tiempo.

Y el ALEC, aun más que otras organizaciones de movimientos conservadores, está jugando claramente un juego a largo plazo. Sus iniciativas legislativas no tienen que ver simplemente con generar beneficios inmediatos a los patrocinadores empresarios de la organización, sino con crear un clima político que favorezca aún más la legislación amigable con las empresas en el futuro.

¿Mencioné que el ALEC desempeñó un papel clave en promover proyectos de ley que dificultan el voto de los pobres y de las minorías étnicas? Pero eso no es todo; hay que pensar en los intereses del complejo comercial penal: operadores de cárceles, compañías de fianzas y demás. La American Bail Coalition (N. de la R: coalición de compañías que cobran a los detenidos por solventar sus fianzas) ha descripto públicamente al ALEC como su “salvavidas”. Este complejo tiene un interés financiero en cualquier cosa que conduzca a más gente a los tribunales y las cárceles, ya sea un miedo exagerado a las minorías raciales o la draconiana ley de inmigración de Arizona, que siguió casi letra por letra un modelo presentado por el ALEC .

Pensemos en lo siguiente: parece que nos estamos convirtiendo en un país donde el capitalismo de amigos no sólo derrocha dinero de los contribuyentes sino que pervierte a la justicia penal, en la que el creciente número de encarcelaciones no refleja la necesidad de proteger a los ciudadanos respetuosos de la ley sino las ganancias que las empresas pueden obtener con una población penitenciaria mayor.

Por cierto, el ALEC no es el único responsable de la corporatización de nuestra vida política: su influencia es tanto un síntoma como una causa. Pero echar algo de luz sobre el ALEC y sus sostenes –una lista que incluye muchas compañías, desde AT&T y Coca-Cola hasta UPS, que hasta ahora se las ingeniaron para evitar que se las relacione públicamente con la agenda de la derecha dura– es una buena forma de poner de relieve lo que está ocurriendo. Y necesitamos esa clase de conocimiento para empezar a recobrar nuestro país.

 

 fuente:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: